Contaminación visual

Por Jordi Ferrando i Arrufat, fotógrafo.

Mi trabajo me permite vivir, cada año, una de las fiestas más conocidas del mundo en una de las ciudades más visitadas del planeta: el Carnaval de Venecia.

Cada año, miles de personas pasean por los callejones en busca del vestido más bello o del rincón más típico. Y cada año centenares de fotógrafos, profesionales y no, se apuntan a la cita.

Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat

Son incontables las imágenes que se han mostrado y publicado sobre las famosas máscaras de la ciudad de la laguna desde que el fotógrafo Fulvio Roiter diera a conocer esta celebración. Millones de instantáneas que han invadido el imaginario de la gente y han dado pie a un tipo de leyenda. Las máscaras lo saben, se preparan para la ocasión y no se pueden encontrar modelos más sacrificados ya que las personas que hay dentro de los vestidos asisten al evento por pasión, año tras año, soportando el frío y, a veces, también la nieve.

Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat      Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat

Las figuras saben dónde ponerse, saben cuándo llega la mejor luz, cuál es el mejor fondo, cuándo se tienen que mover y cuándo hay que pararse. Saben mirar y quedarse en posición todo el tiempo que haga falta. Y los fotógrafos lo aprovechan, colocándose rápidamente en fila, preparando los flashes, los reflectores, los teleobjetivos y el trípode. Todos, muchos, el uno junto al otro, el uno sobre el otro, en el mismo espacio para hacer el mismo retrato, en serie, igual al que han visto en todas las revistas, igual al que hará la persona que le está poniendo el codo en la garganta.

Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat     Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat

La contaminación visual de fotografías que han viajado por todas partes ha hecho que pocas personas busquen la diversidad, que se inventen un encuadre, que encuentren algo diferente a lo que han visto infinidad a veces, hasta la saciedad, hasta perder el criterio.

He visto alguien que disparaba a ráfaga a pesar de que la máscara estaba completamente inmóvil; he visto alguien que iba a la caza y captura de todos los disfraces como si de una colección de cromos se tratara; he visto estudios portátiles con luces enormes y más teleobjetivos de 300 mm que en un safari africano; he visto incluso suplicas y discusiones, como si perder una fotografía significase perder una guerra…

Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat      Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat

Parece como si nadie pudiera liberarse de lo que antes han hecho los otros, como si no hubiera más posibilidades, como si los recursos se hubieran agotado.

En cambio, el Carnaval puede ser una experiencia enriquecedora, una oportunidad única de buscar nuevas visiones y abandonar todo lo que se conoce para descubrir que la creatividad está sí, ligada a estímulos externos, pero que depende, en un porcentaje enorme, de la propia capacidad de imaginación interior.

Carnaval de Venecia - Jordi Ferrando i Arrufat

Be Sociable, Share!

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *