Cómo conseguir el efecto miniatura en foto y vídeo

Author: No hay comentarios Share:
Por Roberto Alcaraz e Irene Terrón.

En el vídeo de hoy os contamos cómo conseguir el efecto miniatura en vuestras fotos o vídeos, que consiste en fotografiar o grabar la realidad y mostrarla como si fuera una maqueta.

Este efecto óptico se puede hacer de diversas maneras, pero hay que tener en cuenta cuatro cosas:

  • Hay que tener muy claro el punto de enfoque y colocarlo en el centro.  Así los márgenes superiores e inferiores de la imagen quedarán desenfocados para conseguir la sensación de miniatura. Si colocáis el punto de interés demasiado arriba o abajo, corréis el riesgo de que el desenfoque lo invada y que el efecto recaiga en otra parte que nos os interesa.
  • Tenemos que encuadrar desde un punto de vista alto. Un plano picado desde arriba nos muestra el punto de interés más pequeño y, con el refuerzo del desenfoque por la parte superior e inferior, agudizará el efecto.
  • Las maquetas normalmente están iluminadas de forma lateral, así que si las sombras son direccionales ayudarán a hacer el efecto más creíble.
  • Y por último, una vez tengamos el vídeo o la foto le subiremos la saturación para que tenga un color más vivo. Así se parecerá más a un juguete, ya que las maquetas se conservan mejor que la realidad.

Para hacer el vídeo, hemos ido a la plaza de Catalunya de Barcelona y hemos buscado un punto de vista alto para hacer nuestra prueba y mostraros las diferentes opciones que tenemos para conseguir este efecto.

  • La primera opción para hacer este tipo de efecto es utilizar un objetivo descentrable, con el que podéis desplazarlos vertical u horizontalmente sin inclinar la cámara. Esto objetivos también se utilizan en la fotografía de arquitectura para corregir la perspectiva. La diferencia respecto a las ópticas “normales”  es que permiten, mediante un desplazamiento horizontal o vertical respecto a su eje óptico, variar la relación perpendicular normal existente entre dicho eje óptico y el plano focal de la cámara. Si vas a grabar un vídeo, es imprescindible utilizar trípode, y tendrás que tener en cuenta grabar más minutos de los que quieras que dure el vídeo porque después al hacer la aceleración os quedará más corto. Nosotros hemos grabado durante diez minutos a 25 fotogramas por segundo, lo hemos acelerado a un 800% y nos ha quedado un vídeo de más o menos un minuto y medio, vosotros podéis hacer vuestras pruebas. En el caso de aplicar el efecto en fotografía, podéis hacer tantas fotos como creáis necesarias.
  • La segunda opción sería hacerlo con un teleobjetivo y seguir los mismos pasos que con el descentrable: inclinación cenital y centrar el punto de interés. Eso sí, no podremos hacer el efecto in situ, tendremos que hacerlo en post producción.
  • También hemos utilizado un 50 mm de la misma manera: punto de vista alto y punto de interés en el centro. Igualmente tendréis que simular el desenfoque en post producción.

En el Photoshop encontraréis la opción en el enfoque, podréis hacer el Tilt directamente y medir la cantidad de desenfoque inferior y superior que más os guste. Y en el Premiere, sea para vídeo o foto, normalmente el efecto viene predeterminado.

¡Y una forma más! Algunas cámaras compactas, como la Fujifilm X20, incluyen un filtro de efecto miniatura que lo hace automáticamente.

 

Previous Article

RAW o JPG, en qué disparar

Next Article

Cómo escoger un objetivo

Puede que te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *