Tipos de cámaras ¡Orden en la sala!

Durante los 175 años de existencia de la fotografía se han construido un buen número de cámaras, con diseños dispares, formatos diferentes y enfocadas a distintos usos.

 

Cámara Asahiflex       Reisekamera       Canon Ixus X-1

 

Cuando todos disparábamos con película, ésta era la que mandaba sobre el diseño de la cámara. Había varios tamaños de película y en relación a eso se diseñaban las cámaras. Igual que ahora, hubo formatos que duraron más que otros y hubo diseños más o menos peregrinos.

Pero uno tiene la sensación de que cuando iba a la tienda y decía “quiero una máquina de fotos”, el vendedor te escrutaba unos segundos y te daba un par de opciones. Era fácil decidir.

En la actualidad, en cambio, el vendedor comienza a hacerte preguntas del tipo “¿para qué la quieres?, ¿qué tipo de fotos haces?” ¡Hay veces que hasta dudas que te la quiera vender!

Una vez las contestas, te atacan con una batería de palabras sin sentido, la mayoría de ellas en inglés, del tipo: EVIL, bridge, mirrorless, point and shot, DSLR, HDSLR.

Puedes llegar a sentirte aturdido, pero eso no es nada comparado con lo que te pueden decir si quieres utilizar los objetivos de una cámara antigua en otra actual: full frame, 4/3, micro 4/3, factor de ampliación, factor de recorte, factor de multiplicación, APS-C, APS-H…

No es que ahora haya más tipos de cámaras, lo que hay es más mercadotecnia, más nombres y muchos modelos, tantos que se solapan entre sí o su única aportación es ser de un color distinto.

Además, podemos usar elementos de cámaras antiguas, totalmente mecánicos, en cuerpos de cámara totalmente electrónicos, conviven dos mundos y eso complica algo las cosas.

Kodak DCS 760 y Nikon F5        Sony FD88        Pentax KX en 12 colores

 

Lo que voy a tratar de hacer es una clasificación de las cámaras digitales que hay en la actualidad, veréis que una vez agrupadas no es tan complicado.

La clasificación que propongo se basa en el diseño de la cámara, ya que es algo objetivo. Me abstengo de clasificar a las cámaras por términos subjetivos como profesionales, avanzadas, buenas, de estudio, de reportaje…

Para ello vamos a comenzar por definir una cámara (evidentemente sólo voy a hablar de cámaras digitales, dado que deben suponer el 99% de la producción):

Una cámara es un dispositivo capaz de registrar imágenes.

Toda cámara cuenta con:

  • un grupo de elementos que registran y procesan la imagen: el sensor y  procesador.
  • un elemento que transmite la luz al sensor: el objetivo.
  • un sistema para visualizar antes y después de grabar las imágenes: pantalla, visor  o ambos. (Hay algún modelo, muy pocos, en los que esto es opcional).

Creo que la definición es suficientemente sencilla como para estar de acuerdo ¿no?

De los tres elementos anteriores, el que más influye en el diseño de la cámara es el objetivo, ya que hay cámaras que se han pensado como un dispositivo compacto y cerrado, y hay otras que se han diseñado para poderles cambiar la óptica, por lo que son cámaras que necesitan de un sistema de ópticas y accesorios.

Pues nada, como quien no quiere la cosa, ya tenemos las primeras dos grandes familias de cámaras:

  •  Las cámaras compactas
  •  Las cámaras de sistema

Cámaras compactas

Son una familia heterogénea y numerosa. Hay cámaras compactas de todo tipo, para todos los gustos y para todos los bolsillos. Las hay que ofrecen una calidad de imagen igual o superior que la mayoría de cámaras de sistema.

En mi opinión, es el segmento de las cámaras que más innovaciones comenzó a incorporar: la detección de rostros, el WiFi, las pantallas abatibles, las táctiles, la conexión a internet, incluso algún modelo puede albergar tarjetas SIM de telefonía móvil.

Yo intentaré agrupar todo lo que hay en el escaparate en tres grupos:

Compactas (a secas)

Lo que definiría a este grupo es intentar hacer un producto tan pequeño como sea posible. Si algún modelo es más grande, suele estar relacionado con el mayor tamaño de su sensor.

El abanico de precios de este grupo oscila entre 50€ y 2.800€. Hay fotógrafos profesionales y amateurs con muchos conocimientos que eligen cámaras compactas, aunque la mayoría de ellas van dirigidas al gran público y se ciñen a un patrón de “muy versátil, pero especialista en nada”. Como en todo, hay rarezas y podemos encontrar cámaras compactas especializadas en vídeo de alta calidad, por ejemplo. 

           Cámara compacta Fujifilm         Cámara compacta Sony RX1

Bridge

Serían una especie de compactas “culturistas”. Al ser de mayor tamaño, incorporan potentes objetivos zoom que nos permiten encuadrar áreas muy anchas o detalles muy concretos. Con cámaras de sistema necesitaríamos tres o cuatro objetivos independientes para cubrir ese rango de encuadres.

Son el paradigma de cámara para todo, cosa que las hace muy cómodas, aunque la mayoría de las veces esa comodidad va en detrimento de la calidad de imagen. Aún así, son una estupenda opción para aquellas personas que quieren una cámara para todos los usos.

No entiendo por qué las bautizaron como “bridge”, que yo sepa, un puente une dos orillas, y este tipo de cámaras son un sistema cerrado, no son un puente entre nada. Hay quien las llama “Superzoom”.

Cámara bridge Sony RX10

Cámaras todoterreno y “ActionCams”

Son cámaras pensadas para su uso en condiciones extremas: bajo el agua, esquiando, surfeando, escalando… Han de ser pequeñas, fáciles de usar y resistentes.

           Cámara todoterreno GoPro Hero 3+        Cámara todoterreno Olympus Tough 

 

Y con estos tres grupos acabaríamos con las compactas. Entre ellas podríamos hacer múltiples divisiones (con visor o sin visor, de sensor grande, con vídeo 4K, con WiFi…) pero, hasta el momento, podríamos incluirlas en cualquiera de estos tres grupos.

Cámaras de sistema

Como hemos comentado antes, son cámaras a las que podemos cambiar los objetivos. Entre ellas encontramos también mucha diversidad en cuanto a tamaño de sensores o especialización de las cámaras, pero no las vamos a agrupar por estos criterios. Hay un elemento en este grupo de cámaras que distingue a unas de otras e incide en su precio, su funcionamiento y su tamaño. Este elemento es el espejo.

Vamos a revisar un poco la historia para que todos entendamos el porqué del espejo.

Durante el primer siglo de vida de la fotografía, prácticamente no había estándares. En 1888 Kodak comenzó a hacer película en rollo. Las cámaras eran grandes hasta entonces. Poco después se patentó la película de 35mm que, con el tiempo, pasó a ser la conocida como “paso universal”. En 1925 Leica presenta la primera cámara compacta para este tipo de película.

Cámara Leica

Leica diseñó una cámara con visor directo, es decir el fotógrafo veía “más o menos” lo mismo que el objetivo, pero no veía a través de él. Hubo cámaras que comenzaron a incorporar un espejo para poder ver a través del objetivo, pero la imagen se veía invertida. Allá por 1948, Contax diseñó una cámara que funcionaba con película de 35mm y el fotógrafo podía ver a través del objetivo, permitiendo a la vez ver la imagen sin invertir. Esto era posible gracias a un espejo y un prisma llamado pentaprisma. Este diseño cambió el mercado fotográfico en poco tiempo, en 1952 Asahi Optical (Pentax) comenzó a producir sobre esta idea desde Japón. Aunque las demás cámaras se siguieron produciendo, en breve su cuota de mercado fue perdiendo importancia a favor de las cámaras SLR (Single Lens Reflex).

camara_sistema_contax-S-02-s

Cuando la fotografía digital irrumpe, hereda el diseño de estas cámaras réflex. Es por eso que muchas cámaras mantienen prácticamente el mismo aspecto, ya que gracias a ello se pudieron utilizar los objetivos que ya existían. Pero otros diseños y concepciones han posibilitado esto sin necesidad de utilizar espejo ni pentaprisma.

Así es que ahí tenemos la primera división dentro de esta familia:

  • Cámaras de sistema con espejo
  • Cámaras de sistema sin espejo

Cámaras de sistema con espejo

Son las que conocemos como réflex, ahora las llaman DSLR (Digital Single Lens Reflex) y se le puede poner una H delante si graban vídeo (hoy por hoy todas). Son las cámaras que suelen asociarse a la fotografía profesional.

Básicamente hay dos formatos:

Réflex

Como hemos dicho, son cámaras de objetivo intercambiable. Son una conjunción de los mayores avances en mecánica y en electrónica.

Estas cámaras basan su sistema en el espejo, el cual, además de permitirnos ver a través de un visor óptico, desvía parte de la luz para el módulo de enfoque y otra parte para la medición de la luz y el análisis del color.

Son cámaras muy rápidas y eficientes y la mayoría de los profesionales cuentan con este tipo de cámara. En función de los accesorios y ópticas adquiridas, se puede especializar el equipo para unas u otras disciplinas.

Como inconvenientes, encontramos su tamaño y peso, el precio y, para según qué aplicaciones, el ruido que genera el espejo tras cada disparo. Hay modelos en los que el espejo es translúcido y no necesita articularse, cosa que las hace más silenciosas, permite ráfagas mayores y más estabilidad en el disparo.

Existen varios tamaños de sensor para este tipo de cámaras, siendo el mayor el que coincide con el área de la película de 35mm.

Cámara réflex Canon EOS 3S Cámara réflex Canon EOS 1DX

A la izquierda modelo réflex profesional analógico, a la derecha modelo réflex profesional digital.

Cámaras de formato medio

Heredan el nombre de la época analógica. En la actualidad son las que tienen un sensor mayor de todos los tipos de cámara existentes. Son réflex con un extra de vitaminas.

La calidad de imagen no tiene parangón y son idóneas para hacer grandes (grandísimas) copias de nuestras imágenes. Muchas de ellas permiten no sólo el cambio de óptica, sino el cambio de sensor, ubicado en algunos modelos en un respaldo extraible. Hay modelos que permiten el uso simultáneo de película y sensor digital. La pega es su aparatosidad y su elevado precio.

formato_medio_645df

 

Cámaras de sistema sin espejo

En este grupo de cámaras encontramos dos subfamilias también, las podemos diferenciar por cómo visualizamos la toma. Las hay que llevan un visor óptico, habitualmente con telémetro (el diseño original Leica), y las hay que confían la visualización a la electrónica, como la mayoría de cámaras compactas. Aunque ninguna lleva espejo, a unas se las conoce como telemétricas, las que llevan telémetro, y a las otras como mirrorless, es decir sin espejo.

Telemétricas

Hay pocos modelos. Su diseño roza los cien años y sigue siendo eficiente. El funcionamiento es una mezcla de mecánica y electrónica. Son precisas y duraderas, la ausencia de espejo reduce sensiblemente el tamaño de las cámaras. Son silenciosas y, si se tienen ópticas compatibles, son una opción a tener muy en cuenta. Si no, habrá que estudiar el presupuesto.

Gran parte de las fotos históricas que recordamos están tomadas con este tipo de cámaras, con lo que tienen un valor añadido que roza lo legendario.

Leica M

Mirrorless

Lo que tienen en común estas cámaras es que no tienen espejo, pero hay una diversidad notable entre ellas.

La parte mecánica es casi testimonial. Delegan el enfoque, la medición del color y el análisis de la escena al propio sensor. En el caso de tener visor, es electrónico, es decir, una recreación de lo que capta el sensor, no la escena real (a día de hoy hay una cámara que cuenta con un visor híbrido, es decir, el dispositivo puede funcionar como un visor electrónico y de forma parecida a un visor telemétrico).

También se las identifica como CSC (Compact System Camera), EVIL (Electronic Viewfinder with Interchangeable Lens, es decir: cámaras de “visor electrónico con lentes intercambiables”) o MILC (Mirrorless Interchangeable Lens Cameras). En mi opinión son las que deberían llamarse ‘bridge’, pues incorporan el tamaño de las compactas y la versatilidad de las réflex. Estas sí unen dos orillas.

Entre ellas también hay modelos para todos los gustos y tamaños de sensor para cada necesidad. Posiblemente acaben siendo el relevo natural de las réflex.

Lumix GH4      Olympus Pen

 

Y hasta aquí la división. Vamos a presentarlo como esquema y veréis que, a pesar de la extensión de la entrada (cobro por palabras ;) ), es muy fácil.

Tipos de cámara - Casanova Foto

Be Sociable, Share!
Roberto Alcaraz

Roberto Alcaraz

Responsable de formación at Casanova Foto
Mi perdición comenzó cuando yo tenía 9 añitos. Mi padre montó un laboratorio casero y me dejó usar su vieja Voigtländer Vito. Desde entonces vivo pegado a una cámara.
De la fotografía me interesa todo: su práctica, su historia, su técnica, su lenguaje, las cámaras, los libros, las exposiciones…
He aprendido laboratorio con Xosé Gago Pesqueira, toma con Humberto Rivas, edición digital con Joan Roig, cursé Fotografía General y Fotoreportaje en GrisArt, y un poquito cada día conmigo mismo.
Lo que me atrae de una imagen es que me haga pensar, sentir, vibrar.
Disfruto tanto asistiendo al World Press o visitando una expo de Atget, como repasando un libro Mishka Henner.
Roberto Alcaraz

También te interesará...

12 comentarios

  1. jose dice:

    Buena clasificación, aunque en el apartado compactas debería haber otros subgrupos y la gente se aclararía mejor. Como bien dices, el abanico va desde los 50 hasta los 2800 euros pero eso es por algo. Creo que no pueden ir en el mismo grupo.

    Un saludo.

  2. jose dice:

    Añado: Me refería al apartado COMPACTAS ” A SECAS”

  3. Engel dice:

    Que gran descripción, me has aclarado un montón, estuve a punto de tirar la toalla de tanto leer artículos por la web, ahora si tengo las ideas más claras y creo que puedo escoger con mayor seguridad el tipo de cámara que se ajuste a mis requerimientos sin que me queden lagunas por ahí. Muchas gracias! 10 puntos!!!!!

  4. FernanYEA dice:

    Con un presupuesto de 300-400 euros que camara me recomiendas para grabar video? El uso que le voy a dar es grabarme tocando el piano y algun corto/videoclip.
    De momento tengo en la mente comprarme la sony rx100, una gran compacta. Pero no se si alguna otra camara puede servirme mejor.

    Salu2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *