Sony FE 90/2.8 Macro, FE 28/2 y convertidores angulares. Prueba de campo.

Hemos tenido la ocasión de pasar unos días con los nuevos objetivos y convertidores Sony:

Con estas nuevas propuestas, Sony sigue ampliando el sistema para su singular gama de mirrorless Full Frame, las Alpha 7, aunque estas ópticas son también plenamente compatibles con la montura NEX.

Todas ellas están diseñadas, desarrolladas y construidas por Sony. Zeiss, colaborador habitual de la firma, no ha intervenido en su desarrollo.

Sony FE 28mm f/2

Comenzaremos con el luminoso FE 28mm f/2. Es un angular moderado clásico, de generosa apertura y dimensiones discretas. Su precio es de 450€ y el diseño recuerda mucho al Sony Zeiss Sonnar FE 35mm f/2.8.

Sony FE 28mm f2

Sony no ha escatimado medios en el esquema óptico e incorpora todo tipo de lentes  “exóticas”: nada menos que 5 lentes asféricas, una de ellas Advanced Aspherical y dos elementos ED de baja dispersión cromática. Cuenta con un diafragma con apertura circular diseñado con 9 palas y un motor de enfoque lineal y, como es habitual en toda esta gama de objetivos, más que silencioso. Sobre el papel, el objetivo promete y mucho…

Aquí os mostramos nuestras impresiones.

Como es habitual, nuestra prueba se basa en analizar los objetivos sobre situaciones reales, no os vamos a hablar de pares de líneas por milímetro (que ya hay quien lo hace y muy bien) sino de poner  al objetivo “en apuros” para ver cómo resuelve.

La cámara utilizada para la toma de contacto es una Sony A7s, con el firmware recién actualizado a la versión 1.20.

Sony FE 28mm f2

1/5000 f/2  ISO 160.

Gran detalle y desenfoque suave y agradable gracias al diafragma redondeado de 9 palas. La gran apertura nos permite disparar a 1/5000 de segundo y “congelar” el movimiento del agua.

Una vez montado sobre la cámara, el conjunto es equilibrado y discreto (abstenerse aquellos que secundan la frase: además de ser un profesional, hay que aparentarlo, pues con este equipo pasarán totalmente desapercibidos). Vamos a comenzar viendo cómo rinde el objetivo a diferentes aperturas.

Sony FE 28mm f2

Esta es la ampliación perteneciente a esta área, con todas las aperturas. Haciendo clic en la imagen podréis ver la misma foto con diferentes aperturas (en la esquina inferior izquierda veréis sobreimpresa la información sobre la apertura correspondiente).


Todas las imágenes están tomadas a aperturas completas, o sea, f/2-f/2.8-f/4-f/5.6…

Se ve a primera vista que la definición y el contraste son muy elevados de f/2 a f/4, manteniéndose constante; a partir de 5.6 comienza a bajar, casi imperceptiblemente hasta f/11, donde vuelve a caer más rápidamente, aunque manteniendo unos niveles aceptables a f/16. A f/22 sí podemos apreciar un descenso importante de nitidez y contraste, pero no es nada sorprendente, la física manda y la difracción se hace muy patente.

Mirando con detenimiento, observo que  el sweet spot del objetivo lo encontramos a f/4.

He tomado la siguiente foto a esta apertura para poder comprobar la definición de centro a esquinas y, aprovechando el patrón geométrico, para analizar la distorsión geométrica. Honestamente, los resultados me parecen dignos de un objetivo de más de 450€ (hablaré con mis jefes para que lo suban de precio…). El detalle se mantiene entre alto y muy alto y la distorsión… ¿y la distorsión?

SONY FE 28/2

Jpeg directo de cámara activando las correcciones de óptica. 1/500 f/4

SONY FE 28/2

Raw, desactivando las correcciones de lente del ACR. (Adobe Camera Raw)

Estas cámaras “arreglan” defectos ópticos  vía firmware; hay gente que no ve esto con buenos ojos y afirman que todas las correcciones deberían ser ópticas. Mi opinión (echando mano del pragmatismo italiano) es:  “Se non è vero, è ben trovato”. Es decir, ya me parece bien poder tener un 28 f/2 con enfoque automático, ligero y pequeño a este precio y con esta calidad de imagen. Si se debe a la óptica, genial; si se debe al software, estupendo. El software está ahí, y estará ahí cuando hagamos fotos con ópticas de plástico, de agua o con nanolentes, o sea, que antes o después, todos lo usarán (si es que no lo hacen ya).

Recomiendo, por tanto, tener siempre la última versión de firmware, el revelador raw actualizado y tener activadas todas las correcciones por software.

Probamos  el objetivo a contraluz con el sol dentro del encuadre.

SONY FE 28/2

1/3200 f/4

Ni rastro de aberraciones, ni de flare, buen nivel de contraste, los revestimientos ópticos funcionan a la perfección en este objetivo.

Aunque el sistema de enfoque de la A7s no sea el mejor del mundo, enfoca por contraste, suele ser muy reactivo y con este objetivo no rompe la norma, la maniobra de enfoque se presenta fácil, rápida y precisa.

SONY FE 28/2

Recorte al 100%. 1/2500 f/4 ISO 250

SONY FE 28/2

1/2500 f/4  ISO 500

Excelente contraste en las sombras en este contraluz.

En resumen, un objetivo muy recomendable que suma argumentos para decantarse por las Sony A7.

Sony ha presentado conjuntamente con este angular dos convertidores angulares (o suplementos afocales positivos, para los más leídos).

Este tipo de convertidores generan cierta antipatía, y con razón, pues hasta la fecha la ganancia angular que ofrecían no compensaba la pérdida en calidad que teníamos que asumir. Más propios del mundo del vídeo amateur y de las cámaras compactas, son una especie de “patito feo” entre las ópticas fotográficas. Pero últimamente, tanto Fujifilm como Sony han apostado por estos convertidores y la verdad es que son muy correctos.

Sony Convertidor SEL075UW 21 mm

El primero de ellos es el un convertidor con factor 0.75x, que convierte el 28mm en un 21mm rectilineal, con precio de 250€.

Sony SEL075UWC

 

Sony SEL075UWC

El convertidor se monta sobre el objetivo por bayoneta, el anclaje es sólido y rápido, amén de contar con conexión electrónica, pues la cámara no solo detecta el accesorio y limita la apertura a f/2.8, sino que  además indica en los metadatos que la foto está tomada con un 21mm. La imagen es más definida en el centro que en las esquinas, pero mejor ved y juzgáis.

Sony SEL075UWC

1/125 f/8

Sony Convertidor SEL057FE 16mm

El otro convertidor es más radical, es un 0.57X, o sea, un gran angular ojo de pez de 16mm. La apertura máxima será de 3.5, la distorsión es la clásica de un ojo de pez y la calidad de imagen aquí la tenéis. Su precio es de 310€.

SONY FE 28/2

1/500 f/3.5

Lo que es muy interesante es que si alguien lo quiere adquirir todo, por 1000€ tendría un 28 f/2, un 21 f/2.8 y un 16 f/3.5, en un espacio pequeño y sin la necesidad de separar el objetivo del cuerpo de la cámara para cambiar de óptica.

Sony FE 90mm f/2.8 Macro G OSS

Y para el postre me he reservado el plato fuerte: el nuevo Sony FE 90mm f/2.8 Macro G OSS.

SONY FE 902.8,MACRO G OSS

Sony amplía las posibilidades de sus mirrorless con un macro. Ni más ni menos que un 90 f/2.8 con estabilizador. La construcción se ve impecable, con muy pocas partes móviles y diseñado para trabajar rápido. Cuenta con tres limitaciones de rango para el enfoque, de 28 a 50 cm, de 50 cm hasta infinito o FULL, es decir de 28 cm a infinito. También cuenta con el botón característico de Sony para el bloqueo del enfoque (o para cualquier otra función que queramos asignarle).

Durante varios años, mi antiguo objetivo macro me dio de comer, me dedicaba a la fotografía de joyas; quiero decir con esto que, sin ser un experto, estoy familiarizado con este tipo de ópticas. Dicho esto, he de decir que es la primera vez que he podido utilizar el enfoque automático con un objetivo macro y con un índice de aciertos bastante alto (teniendo en cuenta, como he dicho antes, que la A7s, es rápida, pero no tiene el mejor sistema de enfoque).

Aproveché el buen tiempo y salí a un jardín en busca de insectos y plantas. Decidí salir ligero de equipaje, sin el preceptivo trípode,  aprovechando la alta sensibilidad de mi cámara y el estabilizador del objetivo. Las fotos que veréis a continuación están todas hechas a pulso.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/500 f/6.3 e ISO 250. Enfoque automático. Podéis ampliar al 100%.

Como no soy entomólogo ni botánico, titularé la foto como “Bicho en una flor”. La zona de enfoque es nítida y el desenfoque (bokeh) gracias a su diafragma circular es suave y agradable.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/200 f/16 ISO 800

Esta creo que es la flor de un diente de león, pero no estoy seguro. Lo destacable es que está iluminada por el sol a contraluz y a pesar de eso  el detalle es muy elevado y no se aprecian aberraciones cromáticas. El motivo no está centrado, para probar el rendimiento del objetivo en los márgenes del cuadro y con el diafragma cerrado.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/250  f/11 e ISO 1000

 

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/640 f/9 e ISO 1000

En esta última podéis apreciar la asombrosa precisión del enfoque automático y la acutancia de las zonas enfocadas.

Es un buen objetivo para llevarse al campo, sin duda.

Quise probarlo también en estudio. Esta vez sobre trípode y trabajando a mano. El objetivo rinde muy bien y prácticamente permite crear los fondos con algo de luz (en estas dos fotos la linterna de mi teléfono) y su agradable bokeh.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

30s. f/22 ISO 400

Cuarzo y calcita, colocando la linterna para buscar los flares. Incluso con el diafragma cerrado el resultado es notable.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/25 f/5.6 ISO 100

Mineral ante plástico de burbujas iluminado con teléfono a contraluz.

Otro de los usos que se le da a estos teles cortos con posibilidad de macro es el retrato. Con el sistema de enfoque de este objetivo, su acutancia y su suavidad en las zonas desenfocadas, se me antojaba que sería bueno para mezclar dos géneros fotográficos. El retrato y la fotografía de acción. Así es que, como no, les hice unas fotos a mis niñas.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

Como el objetivo está sellado al polvo y la humedad (y no es mío ;-) ) tomé estas fotos sin ningún tipo de temor.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/5000 f/5 ISO 1250

Buen nivel de detalle, suavidad con los tonos de piel y el foco en la cara, como debe ser.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/5000 f/5 ISO 1600

Excelente nivel de contraste en las sombras. Es un contraluz bastante acusado.

roberto alcaraz sony macro 90/2.8

1/5000 f/5 ISO 640.

Si ampliáis al 100%, fijaos en las gotas de agua, no hay ningún indicio de aberración.

Como conclusión he de de decir que es un objetivo muy, pero que muy recomendable. No es barato, cuesta  1.150€, pero los vale. Bien construido, con una calidad óptica sensacional, un enfoque asombroso… No hay forma de dejar de hacer fotos cuando montas este objetivo en la cámara.

Be Sociable, Share!
Roberto Alcaraz

Roberto Alcaraz

Responsable de formación at Casanova Foto
Mi perdición comenzó cuando yo tenía 9 añitos. Mi padre montó un laboratorio casero y me dejó usar su vieja Voigtländer Vito. Desde entonces vivo pegado a una cámara.
De la fotografía me interesa todo: su práctica, su historia, su técnica, su lenguaje, las cámaras, los libros, las exposiciones…
He aprendido laboratorio con Xosé Gago Pesqueira, toma con Humberto Rivas, edición digital con Joan Roig, cursé Fotografía General y Fotoreportaje en GrisArt, y un poquito cada día conmigo mismo.
Lo que me atrae de una imagen es que me haga pensar, sentir, vibrar.
Disfruto tanto asistiendo al World Press o visitando una expo de Atget, como repasando un libro Mishka Henner.
Roberto Alcaraz

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *