El balance de blancos en cámara

Hoy vamos a hablar de cómo manejar el balance de balance de blancos en la cámara.

Antes que nada, vamos a explicar el concepto.

Como sabéis, cuando hacemos una foto a cualquier motivo, a lo que realmente le estamos haciendo la foto es a la luz, y la luz tiene distintas tonalidades.

vlog-balance-blancos-005 vlog-balance-blancos-006 vlog-balance-blancos-007

Esta tonalidad concreta de cada fuente de luz lo que hace es teñir las superficies, en especial los tonos neutros, como el blanco o los grises, haciendo que las imágenes se alejen de la realidad.

Por otra parte, si nos equivocamos con el balance de blancos, estamos alterando la exposición, es decir, la cantidad de luz que llega hasta el sensor.

Dada su importancia, las cámaras ofrecen múltiples modos de control de este parámetro.

Tenemos el modo automático, que consiste en que la cámara va evaluando los colores y dando un ajuste.  Si tenemos en cuenta lo complejo que es, lo hacen razonablemente bien, pero dista mucho de ser exacto, nos ofrece resultados poco homogéneos y hay situaciones extremas en las que el error es irreparable.

Las cámaras también cuentan con lo que se llaman presets, o ajustes preestablecidos. Según el modelo de cámara, cuentan con más o menos ajustes. Estos ajustes son muy prácticos siempre y cuando las condiciones de luz sean estables.

vlog-balance-blancos-008

Pero, sin lugar a dudas, el ajuste más exacto es el personalizado. Este ajuste nos permite darle a la cámara una referencia de un color neutro, bien sea gris, bien sea blanco. Lo que estamos haciendo es decirle a la cámara que este parche de color no tiene dominantes de ningún tipo, y ella lo reproducirá así. Este ajuste habrá que cambiarlo en cuanto cambie la fuente de luz, evidentemente. Si la fuente de luz es el sol habrá que ir ajustando a medida que pasen las horas, ya que la tonalidad de la luz cambia.

vlog-balance-blancos-010

Si hacemos fotos y trabajamos en formato RAW, estos ajustes nos facilitarán mucho el trabajo e, insistimos, nos darán homogeneidad. Si trabajamos en jpeg o si hacemos vídeo es imprescindible cuidar mucho el balance de blancos, pues estaremos mucho más limitados a la hora de corregir.

Evidentemente, también podemos utilizar el balance de blancos de forma creativa, asignando valores erróneos intencionadamente y así cambiar la paleta de colores con fines expresivos. Es una práctica muy común en fotografía de paisaje.

vlog-balance-blancos-011 vlog-balance-blancos-012

Si tenéis cualquier duda, comentario o sugerencia, dejadlo en los comentarios.

Y si queréis ampliar información al respecto, podéis consultar nuestro post sobre el balance de blancos y la exposición.

Be Sociable, Share!
Roberto Alcaraz

Roberto Alcaraz

Responsable de formación at Casanova Foto
Mi perdición comenzó cuando yo tenía 9 añitos. Mi padre montó un laboratorio casero y me dejó usar su vieja Voigtländer Vito. Desde entonces vivo pegado a una cámara.
De la fotografía me interesa todo: su práctica, su historia, su técnica, su lenguaje, las cámaras, los libros, las exposiciones…
He aprendido laboratorio con Xosé Gago Pesqueira, toma con Humberto Rivas, edición digital con Joan Roig, cursé Fotografía General y Fotoreportaje en GrisArt, y un poquito cada día conmigo mismo.
Lo que me atrae de una imagen es que me haga pensar, sentir, vibrar.
Disfruto tanto asistiendo al World Press o visitando una expo de Atget, como repasando un libro Mishka Henner.
Roberto Alcaraz

También te interesará...

2 comentarios

  1. Javier dice:

    Hola,
    me interesa saber qué carta de color has usado en el vídeo y qué precio tiene (si puedes facilitarlo). Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *