Cómo microajustar el enfoque de un objetivo

En este vídeo os explicamos cómo hacer el microajuste de enfoque de un objetivo.

Por qué hacer microajustes de enfoque de un objetivo

Hay muchas ocasiones en las que estamos mirando nuestras fotos y vemos que están desenfocadas o, por lo menos, no tienen el foco donde nosotros creíamos que deberían tenerlo.

Una forma fácil de comprobar si nuestro sistema de enfoque funciona bien es pedirle que nos muestre los puntos de enfoque cuando visualicemos las imágenes. Es decir, que muestre el cuadrado de donde nosotros elegimos enfocar y ver si el foco está realmente allí, o está por delante o por detrás.

No todas las cámaras tienen la opción de hacer estos ajustes de precisión sobre el enfoque automático y, en las que sí, cada modelo tiene un modo de configuración del microajuste distinto. Nosotros vamos a tomar como ejemplo una forma correcta de calibrar vuestro objetivo trabajando con una Canon EOS 5D Mark III y un objetivo 50mm f1.2.  En este caso, como es un objetivo muy luminoso, tendremos que comprobar que no tenga un desplazamiento de enfoque (focus shift).

Focus shift

El desplazamiento de enfoque, o focus shift, consiste en que cuando conseguimos enfocar a plena apertura, este enfoque se produce a una distancia más próxima al centro óptico que cuando conseguimos enfocar, a la misma distancia, cerrando aunque sólo sea medio paso el diafragma. El enfoque se conseguirá a una distancia un poco más alejada del centro óptico.

En ese caso, el enfoque que hagamos a plena apertura sólo nos servirá para cuando hagamos fotos a máxima apertura; si las hacemos con un diafragma más cerrado, el enfoque se desplazará siempre hacia atrás.

Detectaremos si nuestro objetivo tiene ese problema haciéndole fotos a una carta destinada para ello. La distancia adecuada para hacer estas fotos es 50x, es decir, tendremos que multiplicar por 50 la distancia focal del objetivo. En este caso son 50mm, nos pondremos a 2,50m de la carta. Os recomendamos levantar el espejo y utilizar el temporizador de la cámara o un cable de disparo para evitar movimientos involuntarios.

Front focus y back focus

Lo siguiente que tenemos que comprobar es si nuestro objetivo enfoca en el punto que hemos escogido, o bien enfoca un poco por delante (front focus) o por detrás (back focus).

Una de las mejores herramientas que podemos utilizar para este es el SypyderLensCal de Datacolor. Es pequeño y manejable pero, una vez montado dispone de una superficie de enfoque, también para macros. Al lado, tenemos una escala con una inclinación de 45 grados. Cuando enfoquemos en la escala, tendremos que ver si el objetivo enfoca en el 0, o enfoca por delante o por detrás de éste.

SpyderLensCal de Datacolor.

SpyderLensCal de Datacolor.

Lo primero que tenemos que hacer es nivelarlo y, con la cámara a la misma altura, enfocar al centro del eje óptico. Disparamos como en la prueba anterior, con el espejo levantado y utilizando el temporizador., pero en este caso un poco más cerca, a 25x, en nuestro caso, 1,25m.

En el vídeo podéis ver que, después de hacer la foto, hemos podido comprobar que la combinación de la Canon EOS 5D Mark III y el 50mm f1.2 tiene un leve desplazamiento del enfoque hacia atrás (backfocus).

El siguiente paso que proponemos, que es como trabajan nuestros compañeros del servicio técnico de Casanova Foto, es hacer una serie de fotos cambiando el valor del microajuste a través del menú de la cámara y revisando luego en el ordenador en qué posición de microajuste está el enfoque correcto.

En la prueba que hemos hecho en este vídeo, después de ver las fotos con las diferentes posiciones de microajuste, hemos determinado que este objetivo tenía una desviación de -2.

Este pequeño desfase no es un defecto del objetivo o de la cámara. Hay que tener en cuenta que son elementos que se producen en serie y tienen ciertas tolerancias. Lo extraño es que los montes y funcionen perfectamente, por eso es muy recomendable hacer la prueba de ver si el autofocus enfoca dónde queremos.

En el caso de la prueba que hemos hecho para el vídeo, veréis que la hemos hecho a f2.5, cuando el objetivo tiene una apertura de f1.2. Para aperturas mayores, como f1.2, f1.4 o f2, si realmente queremos hilar fino, lo que deberíamos hacer es desconectar la corrección que hemos hecho.

El ajuste que hagamos quedará grabado entre esta cámara y registrado con un número de serie, es decir, sólo se aplicará cuando usemos este objetivo en concreto, y no cualquier otro 50mm f1.2.

Esperamos que os hayan sido útiles estos consejos, y agradecemos a Germán Pierre de Digital Camara Lens su asesoramiento para preparar este vlog.

Be Sociable, Share!
Roberto Alcaraz

Roberto Alcaraz

Responsable de formación at Casanova Foto
Mi perdición comenzó cuando yo tenía 9 añitos. Mi padre montó un laboratorio casero y me dejó usar su vieja Voigtländer Vito. Desde entonces vivo pegado a una cámara.
De la fotografía me interesa todo: su práctica, su historia, su técnica, su lenguaje, las cámaras, los libros, las exposiciones…
He aprendido laboratorio con Xosé Gago Pesqueira, toma con Humberto Rivas, edición digital con Joan Roig, cursé Fotografía General y Fotoreportaje en GrisArt, y un poquito cada día conmigo mismo.
Lo que me atrae de una imagen es que me haga pensar, sentir, vibrar.
Disfruto tanto asistiendo al World Press o visitando una expo de Atget, como repasando un libro Mishka Henner.
Roberto Alcaraz

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *