“Jo també em quedo a casa”: entrevista con Yumagic, la productora de la serie de TV3 que está triunfando

Hablamos con Dídac Cervera de la productora Yumagic, que junto con Paula Jordan y otros colaboradores han hecho posible la serie de éxito “Jo també em quedo a casa” (Yo también me quedo en casa) que se emite estos días en TV3.

Jo també em quedo a casa

Háblanos del proyecto, y de dónde surgió la idea.

La idea fue de Sergi Cervera, que es actor de TV3 y que también es mi hermano. Un día a Sergi se le encendió la bombilla. Se le ocurrió hacer de las dificultades una virtud. Y justamente ahora que habían caído todas las ficciones porque no se podía rodar nada en ninguna parte, pensó “y si hacemos una serie de ficción, ¿que esté basada toda en Skypes?” De esta forma los actores estarían en su casa, no haría falta un equipo enorme de rodaje que fuera a rodar a mil lugares. Podríamos hacer una serie de ficción cumpliendo las medidas básicas de seguridad, dando un toque de humor en los momentos difíciles como este del coronavirus, donde quizás hace falta humor a la tele y a la gente en general.

Una cosa que nos gusta de la serie “Jo també em quedo a casa” es que no puede ser más actual, y hay muchas cosas con las que la gente se sentirá identificada, porque es lo qué está sucediendo, todo el mundo intenta mantener el contacto por videollamada, y todo el mundo está un poco colapsado y estresado con todo esto…

Yo hablo de mi caso particular. Por ejemplo, yo no usaba nunca Skype y desde que estoy confinado no bajo de tres llamadas al día. Y está claro, es la pura realidad. El gran reto de la serie fue el timing, porque la idea surgió justo cuando acabábamos de comprar la cámara en Casanova Foto. Hicimos un pequeño piloto de muy mala calidad, grabando directamente desde Skype, solo porque TV3 se pudiera hacer una idea de en qué se podía convertir la serie. TV3 estuvo unos días deliberando, incluso hicimos unos esbozos del capítulo piloto, y entonces nos dieron luz verde. Me parece que esto fue un martes y el miércoles de la semana siguiente, ocho días después, se estrenaba la serie. Se escribieron 10 capítulos, producir y rodar en una semana.

Jo també em quedo a casa

Es muy heavy. ¿Cuántas horas fueron más o menos?

Incontables. De sol a sol. Es decir, dormíamos unas poquitas horas y work, work, work, todo el día a saco. Porque, ¿cómo funcionaba el rodaje? Nosotros intentábamos cumplir todas las medidas de seguridad que pedía el gobierno, con las mascarillas, guantes, distancia mínima de seguridad, etc. Íbamos dos técnicos a casa del actor y, por ejemplo, para mantener siempre la distancia de seguridad ideamos un sistema para que el actor no tuviera que llevar ningún micrófono puesto, y así no nos tuviéramos que acercar a él. Direccionábamos hacia él un micrófono de cañón Røde, y rodábamos siempre manteniendo la distancia de seguridad.

A medio rodaje cayó el drama del confinamiento total. Al cabo de unas horas vimos que nosotros éramos servicios mínimos de medios de comunicación y podíamos seguir el rodaje, pero de repente nos dimos cuenta que teníamos que acabar el rodaje lo antes posible. Así evitaríamos que el confinamiento total nos lo fastidiara a media serie.

Pensé en vosotros cuando pidieron el confinamiento total. A ver como se lo hacen Dídac y Paula para acabar el rodaje?

Lo supimos mientras estábamos rodando con uno de los actores, que fue muy comprensivo. Paramos en medio del rodaje para hacer gabinete pre-crisis, empezamos a hacer llamadas, rehicimos todo el plan de rodaje y lo que teníamos que hacer en cinco días lo hicimos en dos. Entonces empezamos a hacerlo todo muy deprisa. Y, después, ya con permisos de TV3 como servicios mínimos, acabamos de rodar algún actor secundario que nos faltaba, así pudimos finalizar el rodaje.

Jo també em quedo a casa v

Tenía un apartado de rodaje y dificultades técnicas y de cómo fue la obtención del equipo pero, antes de seguir con todo esto, te quería preguntar una cosa por la que tengo mucha curiosidad: Son las localizaciones, porque he visto mucha localización, y mucha cosa diferente. ¿Cómo lo habéis gestionado? ¿Habéis ido a casa de los actores? ¿Os habéis ido desplazando a diferentes localizaciones que ya teníais previstas? ¿Cómo ha ido?

Pues mira esto tiene muy poco misterio. Básicamente lo qué hicimos es ir a casa de todos los actores. Y como que es una serie muy low cost, con un presupuesto muy bajo, y el objetivo era hacer de las dificultades virtudes, hablamos con todos los actores y les preguntamos qué les parecería que fuéramos a su casa únicamente dos técnicos, cumpliendo todas las medidas de seguridad. Nunca un equipo de rodaje completo, porque esto sería peligroso.

Los dos técnicos, con mucho cuidado, escogeríamos un espacio de su casa donde nos pudiéramos colocar y montar el set, que era muy poquita cosa: el micro, la cámara, y un par de focos para dar un poco de iluminación. Y así lo hacíamos, nos sentábamos allí y empezábamos a rodar. ¿Qué ventaja tenía? Que como estábamos sentados y siempre era el mismo plano, podíamos rodar muchas escenas muy rápido. Y entonces, un rodaje que sería de semanas se convirtió en un rodaje de días.

Jo també em quedo a casa

Háblanos un poco de los equipos a nivel técnico que habéis usado, cómo habéis rodado, si habéis rodado en Full HD o con 4K.

El equipo te lo conoces muy bien porque es todo de Casanova Foto [ríe]. Es la cámara Panasonic Lumix DC-S1H, que de hecho hemos estrenado en este proyecto. Ha sido la primera toma de contacto con la cámara, y ahora ya me la conozco de arriba a abajo. Es un camarote que es una maravilla.

Lo que, por ejemplo, me flipa más de la cámara es que te permite ir desde el códec más bajo hasta el códec con más calidad, y te da todas las posibilidades para que tú puedas escoger en función del workflow que necesites en cada proyecto. En este, por ejemplo, lo que nosotros necesitábamos eran unos workflows muy rápidos porque los timings con TV3 eran muy ajustados. Por lo tanto, no podíamos ir a grandes códecs ni a etalonar con Da Vinci, ni a grabar a 10 bits, 4:2:2 y hacer gigas y gigas y gigas. Todo el material teníamos que enviárselo al montador vía internet, puesto que no podíamos ir a su casa.

Estuvimos haciendo muchas pruebas de códecs, y el que escogimos fue 4:2:0 8 bits a 4K. Pero no para acabar a 4K, porque TV3 no emite a 4K, sino con el fin de acabar a Full HD, pero tener posibilidades de escalar en el montaje y poderle dar el dramatismo a la serie si lo requería la escena. Aparte de esto, los accesorios extra de la cámara eran muy poquita cosa: dos paneles LED que iban con baterías v-lock o por corriente (en función del set donde rodáramos) un micro Røde direccional, un trípode de vídeo con cabezal fluido de la marca Benro y poca cosa más. Bien sí, un ordenador Mac Pro para hacer los Skypes.

Jo també em quedo a casa

Metodología con los actores

Íbamos dos técnicos al rodaje: Paula y yo. Montábamos todo el set, cogíamos el ordenador y conectábamos el Skype,  por el que llamábamos a Sergi, que es el director de la serie. Los actores llevaban auriculares –si te fijas, en la serie todo el mundo los lleva– por los que oían a Sergi que les iba dando las réplicas mientras ellos hacían su personaje. Eso no lo captaba el micro Røde porque llevaban auriculares, con lo cual nosotros podíamos registrar el sonido del actor sin que afectara ni entraran interferencias de Sergi que estaba vía Skype.

Estuvimos muchas horas diseñando el sistema, porque pasamos por todas las variables y esta nos pareció la mejor de todas y la más asumible porque la calidad de la serie fuera buena. Las alternativas que también se contemplaron como, por ejemplo, que los actores se auto-grabaran, las acabamos descartando por un tema de calidad.

A nivel de post-producción explícanos cómo ha sido la locura de la postpro y después la posterior distribución. ¿Cómo lo habéis hecho y cómo habéis entregado el material?

De la postpro hay poco a explicar porque bien es verdad que se lo han comido dos personas. Tenemos a Adrià Cadena que es el montador de la productora, cuando vimos que había un confinamiento total, no podíamos ir a hacer los montajes de la serie en el estudio de montaje que tenemos en la productora, por razones obvias. Así que le dijimos “te damos un kit básico, un Macbook Pro –que usamos par streamings que es bastante potente–,  el disco duro y una serie de necesidades mínimas porque puedas seguir montando desde casa.

Él se encargaba de hacer todo montaje de la serie y los grafismos –las dos pantallitas con los otros actores debajo, los botonets del Skype– y de la careta de entrada se encargó Ismael del estudio Monoceja, un proveedor con el que trabajamos siempre que necesitamos motion graphic, y [la careta] quedó…

Entrevista Yumagic nuevo programa Tv3

Muy guapa, a mí me gusta mucho la careta y va muy bien con la serie.

Sí, va muy a tono. Yo creo que es muy fresca. Estuvimos trabajando con Isma y Paula la careta muy conceptualmente. Y el que se nos ocurrió es una ciudad donde en lugar de haber ventanas hay ordenadores, y dentro de cada uno de estos edificios hay uno de los protagonistas. Y en un tiempo récord, hizo este motion graphic.

Y paralelamente a esto, Gerard Sesé, el compositor, se animó con el proyecto y fue cómo, “bien, ya estamos a viernes, la serie se estrena miércoles y necesitamos una música cerrada para el lunes”. ¿Cómo lo podemos hacer? Porque evidentemente tú no tendrás los montajes antes de que puedas hacer la música. Y quedamos que destinaríamos unas conversaciones y unos Skypes a marcar mucho el tono de la serie y, en ninguna parte de componer por cada escena, compuso varios tracks, unos más cómicos tirando en esta dirección, unos en la otra dirección, y unos por instantes más dramáticos, después la música de la careta de entrada.

El montador es el que se encargó de hacer la masterización final de colocar las músicas en cada momento en función de lo que la dramaturgia del capítulo necesitase. Eso sí, con Adobe Premiere directamente, sin pasar por ProTools ni por DaVinci. Todo hecho con Premiere.

 

Jo també em quedo a casa

¡No está mal!. Te queríamos preguntar también si nos puedes hablar un poco de Yumagic. Quién sois ahora mismo?

Yumagic somos una productora audiovisual que nacimos hace cinco años. La fundamos Paula Jordan y yo, Dídac Cervera. Al principio éramos dos freelance, Paula más enfocada al sector de la fotografía y yo más al sector de la dirección. Decidimos unir fuerzas para montar una productora donde básicamente el objetivo era darnos trabajo a nosotros mismos en épocas de crisis. Entonces, poco a poco se fue haciendo grande, y ahora actualmente tenemos una sede en Horta, en un local que está bastante bien. Tenemos un plató y una sala de montaje, dos personas más en plantilla: Patricia Ulldemolins que es la productora y Adrià Cadena que es el montador.

Después tenemos toda una cartera de proveedores fijos con los que trabajamos habitualmente: desde cámaras, directores de arte, sonidistas, motion graphers, de todo. Siempre nuestra filosofía como productora ha sido encontrar un proveedor con el qué nos entendamos muy bien, casarnos con él, y que este sea el proveedor oficial de este departamento en concreto.

Por ejemplo, Oriol Miralles es el fotógrafo oficial de Yumagic y no queremos otro, porque nos entendemos muy bien. Como productora, siempre buscamos un contacto muy humano mucho más allá de la simple relación profesional que puede haber entre cliente y proveedor, y cuando encontramos una persona que comparte esta forma de trabajar y filosofía nos gusta casarnos con él y que pase a formar parte, en cierto modo, de Yumagic.

¿Qué proyectos tenéis entre manos ahora?

Antes que nada me gustaría rebobinar un poco. Al principio y como todas las empresas, teníamos mucha incertidumbre durante los primeros días de confinamiento. Nosotros tenemos una serie de clientes fijos, hacemos streamings, vídeos corporativos cada mes y es el que nos sustenta un poco y nos permite afrontar todos los gastos de la empresa. Y de repente empezaron a aplazar y a cancelar muchos de los proyectos…

Pero poco a poco con el tiempo te vas reinventando. Sí que es cierto que ir a rodar como antes es muy complicado, pero hemos ido encontrando soluciones alternativas como hacer streamings con wirecast, que permite hacer conexiones remotas con gente que está en su casa, y diseñamos proyectos para algunos de nuestros clientes. También estamos avanzando guiones y preparando proyectos con contenidos que encontramos a plataformas como Artgrid o Envato, donde puedes encontrar bases de datos de vídeos e imágenes de archivo y así podemos ir trabajando sin requerir imágenes de rodaje propio.

Creo que sois el gran ejemplo de empresa que sabe reinventarse en época de crisis y de confinamiento.

Es que no queda otra opción y creo que tenemos que seguir adelante.

Muchas gracias, ha sido un auténtico placer. Deseo que tengáis muchos más éxitos y os agradecemos vuestro tiempo.

Be Sociable, Share!

Albert Pérez

Técnico comercial at Casanova Foto
Recuerdo como si fuera hoy el día en que mi padre me regaló mi primera cámara de fotos analógica, una bonita Canon AE-1 Program con varias lentes. En ese momento empecé una relación con el mundo de la fotografía que ha perdurado hasta el día de hoy.
Soy de aquellos que se sabe diálogos enteros de sus películas favoritas, no falto a ningún certamen del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Sitges, siempre que salgo con los amigos llevo mi Polaroid encima, y se podría decir que soy un freak de la tecnología en general.

“Cuando me preguntaban si fui a alguna escuela de cine, respondía: no, yo fui al cine”
Quentin Tarantino.

También te interesará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *