La regla de los tercios

Por Roberto Alcaraz e Irene Terrón.

La regla de los tercios sirve para saber dónde situar los objetos cuando encuadramos para tomar una fotografía, y se utiliza mucho en retratos y paisajes.

Cómo se aplica

La imagen se divide en nueve partes iguales imaginarias, mediante dos líneas paralelas en vertical y dos en horizontal. Los puntos donde se junta las cuatro líneas serán los puntos fuertes que deberemos tener en cuenta para distribuir los objetos en la fotografía.

Si al hacer la foto solo tenemos un centro de interés, es recomendable situarlo en uno de los cuatro puntos fuertes, en lugar de ubicarlo en el centro de la imagen.

Si tenemos dos puntos de interés, nuestra recomendación es utilizar dos de los cuatro puntos en direcciones opuestas, buscando una diagonal.

Como muchas cámaras enfocan y miden el centro de la imagen, la tendencia es a hacer fotografías con el sujeto en el centro, lo que transmite una sensación más estática, más monótona, que si utilizamos la regla de los tercios.

Aunque al principio puede resultar un poco complicado identificar los centros de interés e imaginar los cuatro puntos fuertes, todo es cuestión de práctica. Y algunas cámaras permiten activar las cuatro guías de ayuda.

¿Nos contáis vuestra experiencia? ¿Utilizáis normalmente esta regla al tomar vuestras fotos?

Be Sociable, Share!

También te interesará...

2 comentarios

  1. Alison dice:

    cuanto miden las lineas horizontales y verticales ?

    • Hola Alison. Es irrelevante cuánto midan las líneas, lo que importa es la proporción. Lo más habitual es dividir el ancho entre 3 y marcar las dos líneas y hacer lo mismo con la altura, según esta regla, los puntos de interés se producen en las 4 intersecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *